Despliegue de 5G: desafíos para las redes de transporte

La llegada de 5G a Uruguay es inminente, con la licitación de espectro de radiofrecuencia a la vuelta de la esquina.
Inicio » Blog » Telcos » Despliegue de 5G: desafíos para las redes de transporte
Contenidos

Más allá de los cambios que se avecinan a nivel de acceso a la red (esto es, la señal que emiten las antenas distribuidas por todo el país que permiten a los celulares navegar por internet y hacer llamadas) también es necesario que las redes de transporte (aquellas que llevan el tráfico desde las estaciones o radiobases hacia la profundidad de la infraestructura) se preparen para el arribo de 5G. En este artículo repasamos algunos de los desafíos que se plantean.

Nuevos usos y necesidades

En primer lugar, se espera que la tasa de transferencia de datos aumente de manera significativa. Por un lado, se prevé un aumento en la cantidad de dispositivos que se conectarán a la red, ya que la cantidad de conexiones machine-to-machine (M2M) a través de las redes móviles viene creciendo sostenidamente en el país y el mundo.

Por otro, la expansión de 5G habilitará nuevos casos de uso que requieren el intercambio de mayores volúmenes de información; por ejemplo, la conducción autónoma o las aplicaciones de realidad virtual o aumentada.

Esto pone a las redes de transporte bajo estrés, y el crecimiento de los enlaces será importante, por lo que debe asegurarse la escalabilidad de la red. Cada vez será más necesario integrar tecnologías de transporte ópticas (como DWDM) a las redes para darle servicio a grandes cantidades de usuarios con requerimientos cada vez más altas en cuanto a volumen de datos.

El impulso de la telemedicina con 5G

5G

Continuando con las nuevas aplicaciones, pensemos en otras posibilidades que 5G trae consigo. A partir de la pandemia, la telemedicina tuvo un empuje importante, y es razonable suponer que esta tendencia continuará en los próximos años.

Hoy en día, las teleconsultas se encuentran bastante extendidas, pero ¿por qué no imaginar en el futuro un acceso universal a especialistas en cirugía de cualquier parte del mundo? Imaginemos que, por ejemplo, un profesional opere por medio de un robot a un paciente que esté a miles de kilómetros de distancia, incluso del otro lado del océano. Que cualquier persona pueda acceder a esto suena increíble, pero al mismo tiempo trae nuevos desafíos para las redes.

¿Qué deben mejorar las redes para asegurar la calidad de los nuevos usos?

El primer desafío que podemos mencionar es que las redes deben tener alta disponibilidad y la capacidad de tolerar fallas múltiples, mientras continúan proveyendo conectividad a sus clientes. Es importante, entonces, que los datos dentro de la red dispongan de varios caminos protegidos para fluir. Nadie querría ser operado por un robot si existiera la posibilidad de que este perdiera conectividad con el médico que lo maneja a distancia.

En esta misma línea, se debe reducir la latencia (el tiempo que le toma a los datos recorrer la red hasta su destino en ambos sentidos) al mínimo. La telemedicina y las aplicaciones que mencionamos anteriormente necesitan de una respuesta casi instantánea frente a eventos, por lo que se debe minimizar la “fricción”. Los operadores deberán distribuir los centros de procesamiento y llevarlos más cerca de los usuarios, pero también tendrán que disponer de enlaces en buenas condiciones de operación, con tecnologías confiables y lo más robustas posible.

Por último, algo en lo que deberán enfocarse los operadores es en la seguridad. La protección de la información de los usuarios y de su infraestructura es indispensable, ya que integraremos el uso de las redes cada vez más en la vida cotidiana. Tan solo imaginar que el robot que nos está operando o nuestro auto pueda ser comprometido o manipulado mientras está en funcionamiento alcanza para ponernos los pelos de punta. Todas las porciones de la red deberán estar protegidas, incluyendo el transporte.

Son varios los desafíos que se avecinan con el arribo de 5G al país. Con un mercado reducido y con la movilidad que tienen los usuarios a partir de la implementación de la portabilidad numérica, es indispensable que los operadores se preparen para ellos. A la larga, quien pueda mejorar la calidad de la experiencia de los usuarios será el más beneficiado.


Por

Andrés Burel, Engineering Leader de Telco & Smart Cities.

Andrés es ingeniero en Telecomunicaciones por la Universidad ORT (Uruguay). Cuenta con más de 10 años de experiencia en telecomunicaciones y ha trabajado para vendors y proveedores de servicios. 

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Entradas Relacionadas

sincronismo

Sincronismo: de 0 a 5G

En la era de 5G, la demanda de precisión para redes de telecomunicaciones alcanza niveles sin precedentes. Conocé más del universo de la sincronización y cómo hemos avanzado hacia soluciones precisas y estandarizadas como NTP y PTP.

Ver más »